Medicina China

La medicina china considera a las personas como un microcosmos del universo que los rodea, cada persona esta representado como un ecosistema.
El equilibrio de las fuerzas dentro de cada uno determina nuestro clima interno, salud o enfermedad.
El Qi es la sustancia y fuerza que anima la vida .Es inmaterial y esencial, no se puede ver directamente pero se conoce indirectamente por lo que promueve, genera y protege.
Todas las actividades físicas y mentales son manifestaciones del Qi.: el pensamiento, las emociones; las funciones biológicas como la digestión, defecación; el moverse, caminar; la procreación etc.
La enfermedad es considerada un desequilibrio, causada por un agente externo ( por ejemplo un virus , bacteria, ) o interno como un sentimiento negativo ( culpa, miedo, inseguridad, ira) que produce una alteración del Qi interno de la persona.
En la medicina china el objetivo del tratamiento es restaurar el equilibrio mediante la acupuntura y las hierbas principalmente, estimulando la respuesta autorreguladora del organismo y de esa forma equilibrar el Qi interno.

El TAO

TAO Todo está en movimiento, es cíclico y cada cosa tiene su opuesto.
No hay separación entre causa y efecto, una se convierte en la otra en un ciclo permanente de metamorfosis.
El día y la noche, el nacimiento y la muerte, el verano y el invierno, la luz y la oscuridad... todo puede definirse como Yin o Yang, son los dos aspectos de un ciclo alternante en un continuo único.


YINYANG
femeninomasculino
oscuroclaro
lunasol
fríocaliente
húmedoseco
aguafuego
internoexterno
inviernoverano
tristezaalegría
llantorisa
palidezrubor
quietudmovimiento
espiracióninspiración
constipacióndiarrea
bradicardiataquicardia
relajaciónContracción
piescabeza
tierracielo
muertevida

La noche, es un estado de máximo Yin y mínimo Yang. Al amanecer se incremente el Yang y declina el Ying. El mediodía podría definirse como un estado máximo Yang y mínimo Ying, sin embargo al atardecer comenzará a incrementarse el Yin y declinar el Yang, y así sucesivamente en cada ciclo diario.
Si el Yin y el Yang están equilibrados en nuestro organismo el Qi fluye libremente, y el estado de salud también está en equilibrio.
Hay enfermedades Yin (cansancio, debilidad, depresión, tristeza, adelgazamiento) y enfermedades yang (taquicardia, nerviosismo, fiebre, diarrea). La medicina china busca equilibrar este estado nivelando el Yin y el Yang interno, haciendo fluir el Qi libre y equilibradamente.

Teoría de la Energía

Según la medicina china tenemos dos tipos fundamentales de energía: una primaria y otra que es adquirida.
La energía ancestral o primaria está a su vez formada por la energía del universo (Yuan Qi o chispa de la vida), la energía herodogenética(Zhong) que se transmite de generación en generación llevando todos los caracteres genéticos de la especie y la personalidad esencial o constitución primaria ( energía Shen Qi).
Las energías del universo y la genética, se unen en el momento de la fecundación cuando se forma un nuevo ser y queda depositada en sus riñones para toda la vida. Se dice que es inmodificable y se va gastando, de a poco, con el transcurso de los años.
La energía adquirida es la que incorporamos con la alimentación y la respiración, son las energías de la tierra (Yin) y del cielo (Yang), y se van renovando durante el transcurso de la vida.
A su vez el Qi original o verdadero (Zhen Qi) es la suma de la energía ancestral y la adquirida, es decir sería la sumatoria de todas las energías mencionadas anteriormente.
Nuestro cuerpo tiene una red de canales o meridianos que están interconectados entre sí y también con los tejidos y los órganos internos, por donde circula en forma constante la energía.
¿Cómo está formada esta red de canales por donde circula la energía?
En total tenemos 70 canales o meridianos distribuidos de la siguiente forma:

  • 12 meridianos principales
  • 12 meridianos tendino musculares
  • 12 vasos luo longitudinales
  • 16 vasos luo transversales
  • 12 meridianos distintos
  • 8 meridianos curiosos o vasos maravillosos
Estos vasos o meridianos tienen en su trayecto una serie de puntos, la cantidad varía en cada uno, y un recorrido definido.
Algunos de los puntos se llaman puntos comandos, ya que son claves para el tratamiento con acupuntura.

  
Meridianos principales, vista de perfil Meridianos principales, vista posterior Meridianos principales, vista de frente




Red de meridianos


¿Cuáles son las causas de las enfermedades?

Si por alguna razón la circulación de la energía se altera, o estanca aparecerán los síntomas físicos y/ o emocionales dando origen a las enfermedades.
Las causas de estas enfermedades las podemos clasificar según su origen de la siguiente forma:

  • Causas externas: climas perversos (viento, calor, humedad, sequedad, frío)
  • Causas internas: emociones (ansiedad, angustia, miedo, ira, rencores, odio, celos, apego…)
  • Hábitos (horas de sueño y descanso, tipo de alimentación, estilo de vida sexual, consumo de drogas…)
  • Otras: traumatismos, accidentes, esguinces etc.

Teoría de los 5 elementos

5 elementos La medicina china considera que el universo está formado por cinco elementos, estos son: la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua.
Estos elementos están interrelacionados entre sí, y de la relación de los mismos se deduce cómo es el inicio y desarrollo de las enfermedades a lo largo de los años.
Según como interactúan estos cinco elementos entre sí se definen dos ciclos: uno de generación y otro de dominancia. En el primero cada elemento nutre al elemento siguiente (la madera nutre al fuego, éste nutre a la tierra y así sucesivamente).
En el segundo ciclo cada elemento domina al opuesto asegurando un equilibrio entre los cinco (la madera domina la tierra, la tierra seca el agua, el agua apaga el fuego, el fuego funde al metal y el metal corta la madera).
A su vez cada elemento está relacionado con un órgano, una víscera, un tejido corporal, un sentido, una emoción, un sabor, un color, una estación del año, un clima, etc.
Con la acupuntura se actúa sobre estos elementos tratando tanto sus excesos como déficit para revertir el curso de las enfermedades.
Podemos observar que la alteración en un elemento, con la consecuencia en un órgano y/ víscera determinado, conlleva a la alteración en otros elementos que no son los originalmente alterados, es decir, todas la patologías ya sean funcionales o no, físicas o emocionales están totalmente relacionadas entre sí.